Peculiaridades de los pavimentos en hospitales y del sector sanitario

Peculiaridades de los pavimentos en hospitales y del sector sanitario

Existen tantos pavimentos como sectores e industrias y las necesidades de uno u otro determinarán el revestimiento a elegir. De ese modo se garantiza la creación de una ambiente práctico, cómodo y seguro para los trabajadores o visitantes. Estos pavimentos deben soportar la caída de sustancias abrasivas, el peso de máquinas y equipos tecnológicos grandes o el tránsito diario de personas, ya que si no se poseen revestimientos resistentes de gran durabilidad, con el tiempo, cualquiera de estas situaciones puede acarrear daños irreparables.

Los pavimentos continuos contemplan diferentes campos de aplicación, ya sean de uso industrial, civil, urbano o deportivo, y cada uno de ellos se adapta a las necesidades de cada actividad con las prestaciones más avanzadas en materia de seguridad, resistencia y mantenimiento.

Según las diferentes clases de pavimentos que existen en la actualidad se pueden encontrar: revestimientos antiestáticos para los sectores que utilizan ciertos aparatos o dispositivos sensibles a las cargas electroestáticas, como hospitales o algunas fábricas de artículos eléctricos, así como pavimentos autonivelantes con superficies lisas para oficinas, laboratorios y hospitales, o revestimientos que incluyen sistema antipolvo, que aportan durabilidad, resistencia a la abrasión provocada por productos químicos y capacidad impermeable.

En el sector sanitario resulta prioritario la limpieza de cada uno de los espacios que contempla para mantener la seguridad de los usuarios y empleados. Esta actividad resulta fundamental para la sociedad y para mantener a raya las enfermedades es necesario llevar a cabo un control exhaustivo de microbios y bacterias. En este sentido, los pavimentos para sanidad han de contar con materiales de calidad que estén adaptados a la normativa vigente en materia de seguridad y bienestar, con el objetivo de poder garantizar la eficacia de los productos farmacéuticos sin que exista una contaminación microbiana severa.

EN RAI PINTORES TAMBIÉN HABLAMOS DE:
Pintores para empresas farmacéuticas

Contenidos

Qué esperar de los pavimentos para el sector sanitario

Lo primero es contar con un equipo de profesionales óptimo que esté familiarizado con los revestimientos más utilizados en materia de sanidad para proporcionar el mejor servicio. Es prioritario disponer de un espacio eficiente para trabajar diariamente en él y, para ello, los hospitales y demás edificios relacionados con el sector sanitario deben contemplar la instalación óptima de revestimientos de calidad que velen por la seguridad de todo el personal y de los usuarios registrados.

Las salas utilizadas son espacios especialmente diseñados para facilitar la limpieza con la mayor eficiencia y pulcritud posibles. Para el revestimiento se utilizan materiales especiales y su instalación se lleva a cabo mediante un proceso riguroso y metódico que reduce o evita cualquier probabilidad de contaminación. Y es que los resultados han de ser efectivos y duraderos para garantizar un uso médico adecuado.

Para que su instalación resulte óptima hay que conocer las diferentes clases de pavimentos, así como los diferentes usos de los espacios utilizados en hospitales y demás áreas dedicadas a la sanidad. Solo de esta forma se podrá garantizar una protección microbiana adecuada, así como el nivel de limpieza requerido y actuar en consecuencia con el revestimiento más efectivo.

EN RAI PINTORES TAMBIÉN HABLAMOS DE:
Pavimentos para la industria farmacéutica

Dicho esto, los pavimentos autonivelantes, por ejemplo, cuentan con superficies lisas para evitar accidentes por caída, los pavimentos de resina epoxi son impermeables y antipolvo, y los pavimentos sanitarios de acabado decorativo disponen de un mantenimiento sencillo y una resistencia a los productos químicos muy efectiva.

Los pavimentos para sanidad más utilizados

Los revestimientos autonivelantes disponen de una superficie lisa que evita los resbalones y caídas. Tiene salida no solo en el sector hospitalario, sino en las oficinas y en la industria química por múltiples razones: se trata de un pavimento ignífugo y no inflamable, elástico y con una gran resistencia a la compresión, al arrancamiento y a la tracción por flexión. Tiene muchas posibilidades estéticas y puede adoptar diferentes aspectos (satinado, brillante y mate) y colores. Además, al no contener ningún tipo de disolvente, es compatible con el medio ambiente.

Los pavimentos continuos de resina epoxi contemplan muchas excelencias. Son impermeables y, al carecer de juntas, no acumulan suciedad y su limpieza resulta muy sencilla y eficiente. Esta superficie es económica y muy cómoda de instalar en hospitales y clínicas, pero también en oficinas, garajes, escuelas o industrias. Es muy fuerte y resistente, incluso más que el hormigón corriente. Es bastante higiénica, cuenta con un mantenimiento muy sencillo, y resulta muy duradera en el tiempo. Suele utilizarse en aquellas salas o espacios que necesitan mantener una limpieza diaria efectiva y donde suelen controlarse diferentes aspectos relacionados con la temperatura, la contaminación, la humedad, el polvo, etcétera, de ahí que normalmente forme parte de laboratorios farmacéuticos o salas de cirugía.

EN RAI PINTORES TAMBIÉN HABLAMOS DE:
Pavimentos para laboratorios

Los pavimentos industriales sanitarios que cuentan con acabados decorativos suelen emplearse en zonas donde la apariencia sea importante, con tráfico de usuarios constante o en áreas que necesiten un revestimiento resistente a los productos químicos. Su limpieza es fácil, rápida y efectiva, pues su superficie que es lisa evita que se acumulen en ella toda clase de bacterias y gérmenes. Suelen disponer de una homologación sanitaria y su instalación se lleva a cabo en salas que precisen ciertas garantías de seguridad, como laboratorios de farmacia o salas de hospital.