Peculiaridades en los pavimentos de la industria alimentaria

Peculiaridades en los pavimentos de la industria alimentaria

Los pavimentos industriales son de vital importancia para realizar cualquier actividad profesional de manera óptima y sin riesgos. Resulta fundamental elegir la superficie más adecuada para que los empleados pueden desempeñar su trabajo de la manera más efectiva, cómoda y segura posible.

Existen muchas clases de pavimentos dependiendo de la actividad que se trate, pues hay empresas que disponen de maquinaria pesada, de equipos eléctricos y técnicos muy valiosos o en las que puede sucederse el derrame de diferentes sustancias abrasivas que pueden llegar a desgastar cualquier superficie que no sea la adecuada.

Hay que reducir considerablemente los posibles daños que puedan generarse y para ello resulta necesario la obtención de un buen asesoramiento que indique el tipo de superficie o pavimento más adecuado. El objetivo es disponer de un espacio de trabajo práctico y seguro, tanto para la empresa como para sus trabajadores. Una vez seleccionado el tipo de pavimento industrial, solo quedaría montarlo y conservarlo de la mejor manera posible.

Los materiales utilizados para dar lugar a un ambiente de trabajo adecuado han de ser de gran calidad, de forma que el desarrollo diario se realice con total normalidad, sin inconvenientes de ningún tipo. Algunos de los pavimentos más utilizados actualmente son: baldosas de hormigón, baldosas de chapa de acero o fundición, placas de hormigón armado, baldosas de terrazo o suelos hidráulicos antideslizantes. Ahora bien, para escoger el acertado según el tipo de industria resulta conveniente estar avalado por una empresa especialista que aporte soluciones integrales.

EN RAI PINTORES TAMBIÉN HABLAMOS DE:
Características imprescindibles de los pavimentos

Dicho esto, la industria alimentaria es esencial en cualquier sociedad que se precie, pues es aquí donde tienen lugar los procesos necesarios para la posterior comercialización de alimentos tanto para el consumo humano como para el animal: almacenamiento, fabricación, transporte y elaboración. Cada una de estas actividades ha de llevarse a cabo bajo dos premisas fundamentales: limpieza y seguridad. De ese modo, las empresas han de tener presente las normativas vigentes y las medidas de higiene fundamentales para proporcionar el mayor bienestar.

Cómo han de ser los pavimentos para la industria alimentaria

Los pavimentos especialmente utilizados para la industria alimentaria han de cumplir con los requisitos más exigentes en materia sanitaria. Estos requisitos son de vital importancia y para cumplirlos es necesario disponer de materiales que estén homologados y que sean de primera calidad.

Hay que tener en cuenta que estas industrias manejan alimentos para su procesamiento y para ello se necesita el uso de materiales no tóxicos que no los contaminen y puedan estar en contacto directo con ellos sin la implicación de ningún riesgo para la salud. La limpieza es otro de los requisitos fundamentales para desempeñar cada una de sus actividades con el mayor rigor profesional. El uso de superficies adecuadas tiende a minimizar significativamente el riesgo de accidentes laborales sin comprometer el bienestar del trabajador ni del consumidor final.

EN RAI PINTORES TAMBIÉN HABLAMOS DE:
Pintado y señalización de pavimentos

La industria de la alimentación ha de cuidar enormemente su actividad, de forma que no existan agentes tóxicos o bacterias que puedan dañar la salud de los animales o de las personas. De ese modo, los pavimentos utilizados han de contar con materiales apropiados que sean muy resistentes para soportar las actividades de higiene que se llevan a cabo con regularidad, así como los productos de limpieza utilizados, los cuales pueden ser muy agresivos.

El sector alimentario ha de contar con materiales y sistemas que puedan estar en contacto continuo con cualquier clase de alimento y también con superficies de gran durabilidad y resistencia que estén libres de toda clase de agentes tóxicos. De esa forma existen diferentes clases de pavimentos o superficies especialmente indicados en el tratamiento de los alimentos.

El pavimento autonivelante de resina cuenta con certificación alimentaria y evita posibles caídas que pueden terminar en accidentes relacionados con los empleados o con la maquinaria. También se recomiendan los pavimentos morteros de poliuretano de gran resistencia, los pavimentos epoxi y los pavimentos multicapa. Todos ellos cuentan del mismo modo con certificación alimentaria. Cada uno de ellos dispone de una serie de características disímiles para diferenciarlos entre sí y otras semejantes que cumplen al máximo con la normativa exigida, estando homologados por los fabricantes expertos en pavimentos.

EN RAI PINTORES TAMBIÉN HABLAMOS DE:
Cómo aplicamos un pavimento impreso

Características de los pavimentos de resina epoxi

Los pavimentos de resina epoxi, por ejemplo, son una gran opción porque su mantenimiento es sencillo y permite una limpieza eficaz. Tiene muchos usos, no solo sirve al sector alimentario, sino a hospitales, residencias e incluso a gimnasios. Estos pavimentos absorben los golpes y vibraciones generados por el uso de maquinaria o por el tránsito humano. Dichas vibraciones podrían perjudicar el suelo con el tiempo y para protegerlo y hacer que perdure más tiempo es necesario contar con un pavimento de este tipo.

Son increíblemente útiles pues cuentan con propiedades antideslizantes para evitar resbalones o caídas, son muy fáciles de limpiar y muy resistentes para soportar increíbles cargas de trabajo. También son ignífugos y sus materiales resisten la abrasión para impedir un mal mayor en caso de incendio. Lo cierto es que no se dañan tan fácilmente y su larga duración les convierte en uno de los pavimentos más demandados en este tipo de industria y en otros.