Pavimentos con sistema antiestático

Pavimentos con sistema antiestático

Existen tantos pavimentos industriales como actividades o sectores, así que no está de más conocer los diferentes tratamientos que adoptan para escoger aquel que proporcione soluciones más efectivas. Los tipos de pavimentos instaurados en la sociedad actual aportan soluciones integrales al adaptarse por completo a las necesidades del mercado. De ese modo, el correcto funcionamiento o desarrollo de una actividad concreta dependerá en parte de la superficie elegida, pues todas ellas cumplen con la normativa vigente en materia de calidad, resistencia y durabilidad.

Existe una gran variedad de revestimientos enfocados a distintos ámbitos, desde el decorativo hasta el industrial, pasando por el deportivo o el urbano, y es inevitable encontrarse con numerosas posibilidades en base a sus sistemas de resistencia y capacidad impermeable, antideslizante o antipolvo.

Diferentes clases de pavimentos

En el sector industrial, los pavimentos son extremadamente importantes porque aportan seguridad y un entorno laboral tranquilo y efectivo. La mejor manera de velar por los empleados es disponer de elementos fiables y los revestimientos juegan un papel muy importante, no solo llegan a soportan maquinaria y equipos tecnológicos muy pesados, sino que algunos de ellos están preparados para resistir la caída de productos químicos o abrasivos sin sufrir un desgaste o daño importante.

EN RAI PINTORES TAMBIÉN HABLAMOS DE:
Pavimentos con sistema autonivelante

Existen muchas alternativas, aunque algunos de estos pavimentos industriales cumplen con un papel representativo y suelen ser los más demandados. El sector sanitario o farmacéutico es muy exigente y no es para menos, y los pavimentos continuos más recomendables son los autonivelantes de resina o los antiestáticos. En el primer caso estamos hablando de un tipo de revestimiento liso que tiene su razón de ser en hospitales, pero también en zonas pertenecientes a la industria química, laboratorios, etcétera. El segundo es un tipo de pavimento especial que resulta esencial en según qué áreas para aportar la mayor seguridad y tranquilidad (empresas de armamento, hospitales, empresas dedicadas a la fabricación de componentes eléctricos, etcétera).

El tratamiento antipolvo es un sistema más que ocupa su lugar en oficinas, laboratorios y también en hospitales. Resiste muy bien las agresiones procedentes de productos químicos, es impermeable, siendo necesario en lugares o ambientes húmedos, no genera suciedad ni polvo y su durabilidad es otra ventaja más a añadir a su larga lista de prestaciones.

Los pavimentos de resina adoptan diferentes superficies dependiendo de sus componentes. Los pavimentos de resina epoxi, por ejemplo, no contienen disolventes, algo que les hace aptos también para la industria alimentaria. Los pavimentos de resina multicapa disponen de diferentes acabados con una estética lisa o multicolor muy atractiva. Los pavimentos de resina poliuretano, por su parte, presentan una capacidad de resistencia térmica y química óptimas, estando presente también en el sector de la alimentación. En cuanto a los pavimentos de mortero cementoso, dados sus componentes de tipo sintético disponen de una resistencia mecánica, térmica y química superior a otros pavimentos.

EN RAI PINTORES TAMBIÉN HABLAMOS DE:
Pavimentos continuos antideslizantes para rampas

El pavimento de uso decorativo se utiliza en muchos sectores diferentes, tanto en fábricas como en hoteles, hospitales o escuelas. Suele combinar la apariencia con la durabilidad y la resistencia a diversos productos químicos y al tránsito continuo de maquinaria pesada. De cualquier forma para obtener espacios acogedores y sugerentes existen pavimentos fáciles de instalar que cuentan con un mantenimiento sencillo y cuyos materiales son ecológicos, como son los pavimentos de linóleo o los pavimentos de vinilo, revestimientos altamente resistentes que están de moda.

Excelencias de los pavimentos con sistema antiestático

Los pavimentos con sistema antiestático disponen de una serie de características concretas que los convierten en especiales. La electricidad estática se produce con la fricción y está presente en la vida diaria a través de la ropa o el calzado, aunque solo se detecta si se toca algún elemento de tipo conductivo. Estas cargas no suelen ser peligrosas porque son de baja intensidad, pero la cosa cambia cuando existen áreas donde están presentes aparatos electrónicos sumamente delicados.

Con estos pavimentos es posible mantener la seguridad, porque sus materiales absorben la electricidad y la llevan a una toma de tierra. Sus ámbitos de aplicación son muchos, todas aquellas áreas que dispongan de aparatos sensibles o zonas de almacén de productos muy delicados: fábricas de pirotecnia, hospitales, laboratorios, fábricas de explosivos o municiones, salas que cuenten con equipos informáticos, etcétera.

EN RAI PINTORES TAMBIÉN HABLAMOS DE:
Aplicadores de suelo industrial

Su carácter antiestático resulta fundamental para garantizar la protección y fiabilidad de todos los sistemas o productos descritos anteriormente. También reduce significativamente las corrientes o descargas estáticas que se producen al tocar cualquier elemento metálico. Estos pavimentos cumplen fehacientemente con la normativa europea relacionada con los pavimentos y la acumulación de cargas electrostáticas y puede adoptar multitud de acabados en base a una amplia gama de tonalidades.

Este pavimento no tiene disolventes de ningún tipo, no es contaminante y resulta apto para el medio ambiente. En cuanto a sus especificaciones más importantes, el sistema antiestático es ignífugo y resistente al arrancamiento, a la compresión y a la tracción por flexión.