Cómo son las cubiertas ajardinadas

Cómo son las cubiertas ajardinadas

Antes de decidirse es muy importante conocer los diferentes tipos de cubiertas existentes. En el mercado existen varias, cada una de ellas compuesta por materiales indistintos. Y es que las cubiertas son necesarias en cualquier edificio, pues lo protegen del frío, la lluvia, el viento e incluso del calor. Ahora bien, ¿cómo son las cubiertas ajardinadas y para qué se utilizan?

Tipos de cubiertas

Dependiendo de la inclinación de las estructuras, las cubiertas se dividen en planas e inclinadas. Como su propio nombre indica, las cubiertas planas cuentan con un cierre ligeramente inclinado para permitir el desagüe. Al contrario que las cubiertas inclinadas, que poseen mayor grado de inclinación.

Dentro de las cubiertas planas nos encontramos con varias posibilidades. En la cubierta invertida, por ejemplo, es el aislante el que protege al impermeabilizante. La cubierta catalana, por su parte, crea corrientes para atenuar la temperatura a través de su cámara de aire. Y llegamos a las cubiertas ajardinadas, también conocidas como techos verdes, un sistema novedoso que utiliza tierras y plantas como aislantes efectivos.

Las principales ventajas de las cubiertas ajardinadas

¿Cómo son las cubiertas ajardinadas? Son sistemas sostenibles especialmente indicados para las terrazas y azoteas de los edificios. Sus beneficios estéticos resultan más que evidentes, pero lo mejor de todo es su eficiencia energética y la gestión de las aguas.

Cómo son las cubiertas ajardinadas 2 - Cómo son las cubiertas ajardinadas

Una cubierta ajardinada es una cubierta plana que presenta un magnífico funcionamiento a largo plazo. Entre sus ventajas más destacadas se encuentran las siguientes:

  • Incrementa el espacio útil.
  • Mejora el aislamiento y la estabilidad térmica del interior.
  • Protege contra la radiación solar.
  • Retiene el polvo y otras sustancias contaminantes.
  • Aumenta la capacidad de enfriamiento a través de la evaporación.

Cómo han de ser las especiales vegetales y el sustrato

A la hora de saber cómo son las cubiertas ajardinadas, hay que tener muy presente las especies vegetales utilizadas. Sea como sea, han de poseer un magnífica capacidad de regeneración y una altura de crecimiento inferior a los 50 centímetros.

La capa de sustrato, por su parte, suministra el agua, el oxígeno y los nutrientes que necesita el soporte vegetal. El sustrato ha de tener como mínimo un espesor de 4 centímetros y un máximo de 15.

Teniendo en cuenta todo lo anterior, los pesos de la capa de sustrato y de vegetación han de ser inferiores a los 120 kilogramos por metro cuadrado.

Cómo son las cubiertas ajardinadas 3 - Cómo son las cubiertas ajardinadas

Las diferentes capas de las cubiertas ajardinadas

  • La capa filtrante va justo encima de la drenante e impide su obstrucción por las partículas del sustrato. Dicha capa separadora se coloca a lo largo de toda la superficie de la capa drenante.

  • La lámina impermeabilizante resulta conveniente y tiene que contar con unos 15 centímetros en su encuentro con los paramentos verticales.

  • La capa drenante se coloca encima de la membrana impermeabilizante. Funciona a modo de drenaje y sirve como protección mecánica. De esa forma nos cercioramos de la funcionalidad de la membrana aún en condiciones de lluvia.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies