Cómo funciona un pavimento anti polvo

Cómo funciona un pavimento anti polvo

Los pavimentos antipolvo se utilizan para que las superficies no desprendan partículas de polvo y para protegerlas con ánimo de que no se deterioren. Ahora bien, ¿cómo funciona un pavimento anti polvo? En este tratamiento es frecuente utilizar resina epoxi y los profesionales contratados deben pulir las superficies antes de aplicarlo.

El resultado es un acabado liso con propiedades antideslizantes, de aspecto limpio que no forma ni acumula suciedad. Es por eso por lo que estos revestimientos cada vez están más demandados, principalmente en aquellas zonas o áreas industriales donde resulta muy importante mantener un alto grado de limpieza, con pavimentos continuos que facilitan enormemente el trabajo. Además, estos pavimentos se pueden aplicar en una gran variabilidad de colores y se adaptan perfectamente a cualquier tipo de instalación o a cualquier estilo.

Principales ámbitos de aplicación

Estos pavimentos dan muy buenos resultados, independientemente del ambiente en el que hayan sido utilizados. En la actualidad forman parte de aparcamientos, pero también de tiendas o comercios, es decir, en aquellos ámbitos donde la resistencia mecánica no sea algo que determine su actividad. De cualquier forma, el sector industrial también se beneficia mucho de este suelo, en zonas donde la higiene es un requisito fundamental, como sucede en el caso de mataderos, laboratorios y en el sector de la industria química. También son pavimentos para hospitales, almacenes o áreas de maquinaria, oficinas y un largo etcétera.

EN RAI PINTORES TAMBIÉN HABLAMOS DE:
Cómo funcionan los pavimentos anti estáticos

Las ventajas del pavimento antipolvo

Cómo funciona un pavimento anti polvo 2 300x160 - Cómo funciona un pavimento anti polvo

Sus ventajas son múltiples. Suele aplicarse a rodillo en varias capas y cuenta con una gran resistencia química, aunque esto no es lo único. Es un pavimento muy higiénico, de fácil mantenimiento y sencillo de limpiar. Además, estéticamente es atractivo, aporta una sensación única de calidez y suavidad, y su durabilidad forma parte de sus principales atributos.

Este revestimiento también puede convertir su superficie en antideslizante. La forma de hacerlo es realmente sencilla, tan solo hay que añadir árido de cuarzo, que concede un aspecto natural, y problema solucionado. Si, por otro lado, lo que se quiere conseguir es una superficie que sea muy resistente a los ataques de productos químicos, hay que rematar el revestimiento con una capa antipolvo transparente.

Este tipo de pavimento tiene propiedades impermeables y su elasticidad es una ventaja más a añadir, pues le concede una durabilidad superior a otros tratamientos de uso convencional. También es necesario especificar que no lleva disolventes, por lo que es compatible con el medio ambiente.

Resistencia a la compresión, propiedades elásticas, resistencia al arrancamiento, no inflamable e ignífugo, resistencia a la tracción por flexión, higiénico, etcétera. Este pavimento cuenta con muchas características favorables que lo convierten en una sabia elección de tipo industrial o comercial.

EN RAI PINTORES TAMBIÉN HABLAMOS DE:
Aplicadores de suelo industrial

Cómo son sus acabados

No desprende polvo, ese es su principal aporte, pero estéticamente luce mucho y hay un amplio abanico de posibilidades, en toda clase de colores. Además, estas tonalidades se pueden combinar con pequeñas láminas decorativas que se colocan en la superficie. De ese modo se amplían sus alternativas estéticas. En cuanto a su aspecto final, existen tres posibilidades diferentes: mate, satinado o brillante.