Cómo es el pavimento de hormigón fratasado mecánico

Cómo es el pavimento de hormigón fratasado mecánico

Los pavimentos industriales deben contar con una serie de características fundamentales para evitar futuros problemas de mantenimiento. Deben prestarse a soluciones efectivas para adaptarse a las necesidades de cada sector y no ser el motivo de que la actividad se interrumpa.

Los pavimentos industriales normalmente necesitan una aplicación de capas adicionales para cumplir con los requisitos establecidos por la normativa vigente. Calidad, resistencia y durabilidad, esas son sus máximas premisas y hay soluciones para los diferentes tipos de pavimentos.

Diferencias entre hormigón y cemento

Resulta conveniente saber para qué se utilizan y cuál es la composición de ambos pavimentos para comprender cuál es el mejor para cada superficie o suelo. Las particularidades de cada uno de ellos (objetivos y apariencia) les convierten en especiales. Muchas empresas no saben cuáles son las diferencias entre el pavimento de cemento y el hormigón impreso y es algo que resulta de vital importancia para garantizar la seguridad y fiabilidad de las superficies.

El hormigón para ser fabricado necesita cemento (en mayor o menor cantidad dependiendo de su uso), algo que no resulta recíproco, pues el cemento necesita la mezcla de arcilla y caliza que será endurecida con agua.

EN RAI PINTORES TAMBIÉN HABLAMOS DE:
Qué es el hormigón pulido

La textura y el color son características importantes para identificarlos. El cemento es grisáceo, mientras que el hormigón puede adoptar texturas y colores muy diferentes entre sí. De esa forma, el cemento suele ser utilizado para pavimentar carreteras, puesto que no origina polvo, se adapta fácilmente a cualquier terreno, es estable, resistente y posee una gran durabilidad. El hormigón impreso, por su parte, es también de gran resistencia, aunque puede adoptar muchas texturas, y resulta perfecto para aquellos suelos que soportan un tránsito constante o para aquellas superficies expuestas a productos químicos.

¿Qué es el pavimento de hormigón impreso y para qué se utiliza?

Los pavimentos de hormigón impreso son capas de hormigón armadas con una última capa fabricada con áridos determinados, cementos, aditivos y pigmentos que conceden una gran resistencia a la abrasión. Pueden tomar una gran gama de colores y se puede proceder al grabado de la superficie para que simulen piedra natural, pizarra o baldosín. También se les suele aplicar una capa de resina transparente con capacidad de resistencia a la intemperie.

Dada su gran variedad de colores y texturas, así como su gran resistencia y durabilidad, la aplicación de hormigón impreso es algo de lo más habitual. Son impermeables, por lo que soportan muy bien el derrame de aceites y grasas, así como el tránsito continuo de personas y vehículos, siendo utilizado en rampas, aceras, recintos, parques, etcétera. Entre sus principales ventajas también destacan: su fácil mantenimiento (casi inexistente) y el bajo coste que suponen, siendo precisamente todas estas excelencias las razones que explican su éxito.

EN RAI PINTORES TAMBIÉN HABLAMOS DE:
Qué son y qué usos tienen los hormigones autocompactantes

En qué consiste el pavimento de hormigón fratasado mecánico

Estamos hablando de un pavimento de hormigón de una gran resistencia, más que otras superficies de hormigón. La última capa es sometida a un proceso de fratasado mecánico y una pigmentación en masa de áridos concretos, como vidrio, cuarzo, sílice, basalto, corindón, etcétera. Se le puede dar una terminación de color dentro de una amplia selección de posibilidades y, en aquellos casos en los que su uso sea de exterior, su acabado será antideslizante.