Características de los pavimentos y suelos de vinilo

Características de los pavimentos y suelos de vinilo

Los pavimentos industriales han de seleccionarse cuidadosamente. La elección de uno u otro dependerá básicamente del tipo de actividad y es preciso tener en cuenta sus características intrínsecas. Existen toda clase de soluciones diferentes y todas ellas han de cumplir con la legislación vigente en materia de salud, seguridad y fiabilidad. Los materiales de estos revestimientos han de ser de primera calidad y tener una durabilidad más que evidente.

Suelos resistentes a la abrasión, a los productos químicos o al tránsito constante e intenso de personas, revestimientos antideslizantes, antipolvo o multicapa, estos pavimentos de grandes prestaciones pueden tener diferentes campos de aplicación, ya sea de uso industrial, civil, decorativo o deportivo, y es preciso contar con la ayuda de un equipo de expertos que sepa asesorar y aconsejar de la manera más acertada para crear un ambiente seguro.

Tipos de pavimentos

Los pavimentos industriales están formados por materiales de primera calidad que se adaptan a diferentes entornos. Antes de llevar a cabo su aplicación es muy importante conocer de antemano las clases de pavimentos que existen y valorar en consecuencia, no hay que olvidar que algunos sectores como el químico, el sanitario o el alimentario son muy exigentes y precisan una serie de requisitos muy específicos.

EN RAI PINTORES TAMBIÉN HABLAMOS DE:
Qué es un pavimento vinílico

Los pavimentos continuos son muy utilizados en el desarrollo de estas actividades. Dado que es muy importante tener una limpieza efectiva, rápida y sencilla, estos revestimientos son ideales al no tener juntas ni bordes que puedan dar cobijo a bacterias y gérmenes.

Dentro de este tipo estarían los pavimentos de resina epoxi, con infinidad de ventajas que les hace óptimos para diferentes tipos de salas o espacios: laboratorios, gimnasios, centros comerciales, escuelas y hospitales, entre otros. Sus ventajas básicamente son: evitan caídas y resbalones, son muy resistentes para dañar cuanto menos la superficie, absorben los golpes derivados por el uso de máquinas o por el tránsito diario de personas y son ignífugos.

Siguiendo los diferentes tipos de resina que existen en el mercado, los suelos de resina poliuretano también son muy populares al contar con una resistencia térmica y química que supera a los de resina epoxi, siendo perfectos para el sector alimentario. Tanto igual sucede con los pavimentos de mortero cementoso, con materiales sintéticos que los convierten en superficies muy resistentes al calor, a las fuerzas mecánicas y a la agresión de sustancias químicas. En cuanto a los multicapa, muy fáciles de aplicar, son uno de los más utilizados por su estética al poder adoptar múltiples acabados.

Los pavimentos autonivelantes, antiestáticos y antipolvo

Los autonivelantes de resina también son continuos y están formados por la mezcla de diferentes resinas con algunos áridos especiales. Esta combinación da como resultado una mezcla de secado rápido, muy fácil de aplicar, con un acabado sumamente resistente y plano, de ahí que su uso sea adecuado en suelos irregulares o desgastados. Los entornos industriales a los que sirve son: talleres, industria alimentaria, almacenes, fábricas, laboratorios, oficinas, etcétera.

EN RAI PINTORES TAMBIÉN HABLAMOS DE:
Qué es el suelo vinílico autoadhesivo

Los antiestáticos y los antipolvo también tienen su razón de ser. Los primeros se utilizan en áreas donde las descargas electroestáticas pueden perjudicar o dañar ciertos productos sensibles o equipos electrónicos especiales. Resultan imprescindibles en quirófanos, espacios donde se almacenen productos inflamables, laboratorios, empresas de armamento, etcétera. En cuanto a los segundos, son impermeables y cuentan con una gran durabilidad. Están preparados de forma que no generen polvo y cuentan con un acabado liso y una capa antideslizante que resulta muy importante para minimizar el riesgo de accidentes.

En el mercado existen otros tipos de pavimentos, los hay con un efecto más decorativo y, además de contar con diversas características técnicas, poseen una apariencia diferente que da lugar a un espacio acogedor más atractivo. Es el caso de los pavimentos de vinilo.

Las principales características de los pavimentos de vinilo

El vinilo es un material que no necesita muchos cuidados. Es muy resistente y posee una gran durabilidad, mayor que muchas otras superficies. Su mantenimiento es fácil, no hace falta mucho para mantenerlo como el primer día, aunque es conveniente contar con la ayuda de una serie de productos de limpieza específicos para este tipo de suelo.

EN RAI PINTORES TAMBIÉN HABLAMOS DE:
Qué es un pavimento vinílico

Las huellas no se dejan marcadas en la superficie, es un revestimiento que por sí solo resulta muy limpio, además, absorbe los impactos o los ruidos producidos por máquinas, muebles o personas, lo que resulta muy ventajoso en los colegios donde los más pequeños no paran de saltar y correr.

Su sistema antideslizante crea espacios realmente seguros al evitar resbalones y caídas. También es impermeable y resulta ideal para aplicarlo en zonas o espacios exteriores. En cuanto a su estética resulta muy versátil y se adapta fácilmente a cualquier área. Puede adoptar muchos diseños y colores diferentes, lo cierto es que hay pavimentos de vinilo para todos los gustos.

Higiénicos, de acabado impecable, antideslizantes, confortables, respetuosos con el medio ambiente, perdurables en el tiempo y de fácil mantenimiento, los suelos de vinilo se mueven en diferentes ámbitos, desde el sector sanitario (hospitales y clínicas) hasta espacios educativos (institutos, colegios y academias), pasando por comercios (tiendas y centros comerciales).