Aislamiento térmico para cubiertas inclinadas

Aislamiento térmico para cubiertas inclinadas

Las cubiertas de teja o pizarra son la parte del edificio que más sufre con el paso del tiempo. La razón es muy sencilla, el tejado está expuesto a las inclemencias del tiempo (lluvia, viento y frío), de ahí su desgaste y envejecimiento. El aislamiento térmico para cubiertas inclinadas cuenta con muchas ventajas y sus beneficios se distinguen a corto plazo.

El resultado de este sistema conlleva un mayor confort en la vivienda y una reducción considerable de las facturas al gastar menos aire acondicionado y calefacción.

¿Por qué resulta tan importante aislar un tejado construido?

Cuando se aísla esta parte de la vivienda, estamos impidiendo la entrada de humedad y frío. Eso se traduce en un menor consumo energético, una reducción en la emisión de gases contaminantes y un mayor ahorro económico.

El calor siempre sube hacia arriba hasta llegar al techo. Si la cubierta no se encuentra aislada, el calor se escapará hacia fuera. Una situación que no mejorará al emplear más calefacción. La idea es ahorrar energía y ahorrar dinero en las facturas cada año, por lo que el coste inicial tan solo será una inversión que recuperarás fácilmente.

Tanto la impermeabilización de cubiertas que impide las filtraciones de agua como el aislamiento térmico para cubiertas inclinadas que evita la fuga del calor, son muy necesarias. En Raipintores contamos con materiales de calidad y un equipo técnico con gran experiencia para prestarte el mejor servicio.

EN RAI PINTORES TAMBIÉN HABLAMOS DE:
Materiales utilizados para la impermeabilización de cubiertas

Aislamiento térmico para cubiertas inclinadas 3 - Aislamiento térmico para cubiertas inclinadas

Diferentes opciones y sus ventajas

Así como existen diferentes tipos de cubiertas, hay varias formas de llevar a cabo el aislamiento térmico. Las dos opciones existentes son:

  1. Aislamiento de la cubierta por el exterior

  2. Aislamiento de la cubierta por el interior de la vivienda

En el primer caso se pueden retirar o no las tejas, todo dependerá del sistema elegido. En cuanto a la segunda alternativa, se hace por debajo de la placa de hormigón, sin que sea necesario retirar las tejas.

Ventajas e inconvenientes del aislamiento por el exterior

Esta opción es ideal cuando se trata de una vivienda habitual, donde viven personas todo el año. Al menos es la alternativa más cómoda porque los empleados no accederán al interior.

Este sistema tiene múltiples ventajas, las más importantes son las siguientes:

  • Este sistema es rápido de instalar.

  • La altura de la vivienda no se reduce, algo muy factible.

  • La vida diaria no es alterada y sus habitantes pueden seguir con su rutina con normalidad.

  • El edificio gana inercia térmica y la estructura de la cubierta está bien protegida.

  • Es una solución eficaz cuando el tejado tiene fisuras o grietas.

Ahora bien, el aislamiento térmico para cubiertas inclinadas llevado a cabo desde fuera también tiene sus inconvenientes:

  • En un bloque de viviendas hay que pedir permiso a la comunidad y todos los vecinos han de estar de acuerdo.

  • Lo más probable es que se necesiten andamios, con el coste económico que eso conlleva.

  • Antes de nada, hay que estudiar la accesibilidad el tejado para saber si se puede trabajar fácilmente sobre él.

  • Hay que prestar mucha atención a ciertas áreas conflictivas, por lo que no es un trabajo que pueda hacer cualquier persona.

EN RAI PINTORES TAMBIÉN HABLAMOS DE:
Patologías en las cubiertas

A la hora de ejecutar esta reforma es posible introducir poliestireno expandido, aunque para ello es necesario levantar las tejas y fijar las placas con clavos de fijación. También espuma de poliuretano CCC4, una solución óptima cuando el tejado tiene filtraciones de agua.

Aislamiento térmico para cubiertas inclinadas 4 1 - Aislamiento térmico para cubiertas inclinadas

El corcho proyectado, por su parte, es otra alternativa más que destaca por sus propiedades aislantes, impermeabilizantes y antihongos. Se trata de un material aislante acústico y térmico que está equipado con corcho y aditivos naturales como grasas vegetales y resinas.

Ventajas e inconvenientes del aislamiento desde el interior

Si el edificio no suele estar habitado o no al menos de manera permanente, ésta es la mejor solución. Al llevar a cabo el aislamiento de cubierta desde el interior, la vivienda se calentará con nuestro sistema de calefacción de forma rápida y efectiva. Y es que haciéndolo desde el exterior se pierde más calor, pues tenderá a calentar la placa del techo.

Entre sus principales ventajas destacan las siguientes:

  • A la hora de contratar este servicio, no se requiere consenso por parte de la comunidad de vecinos.

  • No hace falta montar andamios y resulta más económico.

  • Este sistema no requiere levantar tejas ni es necesario que el material sea impermeabilizante.

  • El aislamiento térmico realizado desde el interior debe tener un acabado decorativo, por lo que la estética cuenta.

  • El montaje es bastante rápido y el secado dura poco tiempo.

Tal y como sucede en el caso anterior, este sistema presenta algunos inconvenientes:

  • A la hora de llevar a cabo el aislamiento hay que prestar atención a los lugares de la casa que son susceptibles en la formación de puentes térmicos.

  • Es inevitable perder espacio en el edificio, pues la altura se verá reducida unos centímetros.

  • Es conveniente vaciar el interior para que los trabajadores puedan llevar a cabo su trabajo de forma tranquila y ordenada.

EN RAI PINTORES TAMBIÉN HABLAMOS DE:
¿Cada cuánto impermeabilizar cubiertas?

Cuando el bajocubierta es habitable es posible utilizar revestimiento autoportante equipado con manta lana de vidrio y plata de yeso laminado para incrementar el aislamiento. Además, en estos casos es posible pintar la superficie para aumentar su nivel estético.

El aislamiento con poliestireno extruido es otra posibilidad. Este material es más rígido y es necesario recortarlo y verificar que las juntas están bien rematadas. En el caso del aislamiento bajo cubierta con tabiques palomeros, el aislante irá encima o bajo la placa de hormigón horizontal.

Aislamiento térmico para cubiertas inclinadas 6 - Aislamiento térmico para cubiertas inclinadas

Las excelencias de los tejados aislados

Aislar el tejado de una casa es una inversión rentable a partir de la cual obtendrás mayor bienestar. La situación térmica mejorará significativamente en tu hogar y podrás ahorrar dinero año tras año.

Las cubiertas suelen durar en torno a los 10 y 15 años, pero para que su aislamiento permanezca es vital hacer labores de mantenimiento. Si no se hace podemos enfrentarnos a problemas muy graves de filtraciones, humedades, etcétera.

Cuanto antes se lleve a cabo, menor será la reparación, el coste y el tiempo empleado. En definitiva es un dinero que sus habitantes ahorrarán a medio y largo plazo. El objetivo es aumentar el confort (evitando humedades y la filtración de frío) y ahorrar en climatización y calefacción. De esa forma, en pocos años se recupera la inversión.